La importancia de disfrutar tu trabajo

enero 3, 2019

articulos02

Tu mente te puede ayudar a crear mejores condiciones laborales.

Tenemos esta anticuada y repetitiva idea, de que todos los trabajos son tediosos. Solo pensamos en que llegue el viernes, y que el lunes pase un milagro para no tener que ir a la oficina.

¡Sé que quieres cambiar tu forma de pensar!

¡Es momento de sentirte bien en lo que haces!

Te mostraré que puedes cambiar para que hagas de tu trabajo una labor divertida. No verlo como una obligación por la cual debes sacrificarte 5 días a la semana, sino entender que tu empleo es una oportunidad que te de la vida para conseguir tus sueños.

Estos cambios no solo deben darse en tu mente, también te recomendamos modificar ciertas costumbres que hacen de tu jornada laboral, algo pesado y poco llevadero.

Y si eres jefe, te voy a mostrar cuales son los errores más comunes, que hacen que tus trabajadores no se sientan a gusto y por ende no puedan lograr disfrutar lo que hacen.

El seguir estas recomendaciones te llevan a ser un mejor líder y lograras cambios positivos.

Lo importante es que te sientas bien durante tu jornada de trabajo, y no que veas tu reloj cien veces al día, hasta que de la hora de salida.

– ¿Qué es disfrutar?

Es común relacionar el disfrute con felicidad, pero…tú podrás ser una persona feliz y andar por las calles derrochando alegría, pero eso no significa que disfrutes lo que haces.

El diccionario dice que disfrutar es “experimentar gozo, placer o alegría con alguien o algo”.

Muy bonita la teoría, pero ¿qué es disfrutar?

Personalmente creo que disfrutar, es pasarla bien y no necesariamente tiene que ser algo que te guste, puede ser cualquier cosa; lo necesario es buscar “en eso” algo que te haga sentir a gusto, satisfecho, que te saque un suspiro de esos que terminas mirando al infinito.

Tenemos un concepto equivocado sobre la felicidad, donde solo podemos disfrutar una película, un juego de futbol, el mejor plato de comida que haga tu mamá o una buena jornada de sexo.

Sabes, disfrutar puede ser sentarte en la banca y ver pasar a la gente, o caminar mientras te pega el viento, escuchando unas buenas rolas de Queen o de los Beatles.

El disfrutar no es algo que se decreta, es algo que se siente; pero si tu te niegas el derecho a sentir, irás amargado por la vida (con una nube gris encima de tu cabeza) logrando que nadie se te acerque, ni para pedirte la hora.

Disfrutar no es la regla, es una elección que puede llevarte a la felicidad.

– ¡Es hora de cambiar!

Desde que somos niños, escuchamos de la gente adulta frases poco positivas con respecto al trabajo.

Clásico… el día domingo ya empezaban los lamentos…

¡Mañana es lunes y tengo que ir a trabajar!

¡Un milagro dios…que no tenga que ir a trabajar!

¡Odio los lunes!

¡Que ya sea viernes!

Creando en nuestra mente unas ideas erróneas, no sólo que el lunes es el peor día de la semana, si no que el trabajo es una actividad de la cual debemos huir.

Pareciera que el mundo se acababa el lunes y renacía de las cenizas el día viernes.

Tenemos eso metido en la cabeza, tal vez por culpa de la sociedad en la que vivimos, que nos enseñó que trabajar es algo malo y aburrido.

¡Tenemos que ser mejores que esto!

Quitarnos ese chip mental; saber que el trabajo es el medio por el cual podemos lograr muchas cosas que deseamos y que nos ayudará, no solo en nuestra cuenta bancaria, sino a nivel personal.

Ama lo que haces.

– ¡Soy feliz! ¡soy feliz! ¡soy feliz!

Sí eres de las personas que siendo viernes ya piensas en que el lunes va a llegar y vas a tener que ir a trabajar una vez más…es hora de cambiar de mentalidad.

Y cambiar de mentalidad significa tener otro pensamiento. Deja de repetir lo que dicen los demás y enfócate en ti, como puedes cambiar tu comportamiento ante ciertas situaciones.

Jim Carrey lo logró en “Yes man”, con solo empezar a decir sí a todo lo que se le presentaba, consiguió novia, trabajo, amigos, etcétera.

Tampoco exageres y digas a todo “si”. Se trata de conseguir la felicidad en todo lo que quieras hacer.

Trabajar es un deber, está de más decir que gracias al trabajo que tienes, puedes pagar muchas cosas, distraerte y darte ciertos lujos; ahora haz de eso algo agradable, que al empezar a escribir, confeccionar, construir, cocinar, exponer, manejar, te digas a ti mismo: ¡me gusta hacer esto y lo hago bien!

La felicidad no es tener una sonrisa de oreja a oreja todo el dia, es saber que tienes algunos dolores (mentales) y seguir haciendo lo que sabes hacer, de la mejor manera.

Siéntete orgulloso de lo que tienes y que el estar ahí, con una profesión u oficio, es algo que no todos tienen.

– Trabajo: oportunidad y privilegio.

Casi siempre pasó (de camino a mi oficina) por una de estas agencias de empleo, y observó una gran cantidad de gente, con sus papeles en mano, haciendo fila, para solicitar una oportunidad de trabajo.

Tener una carrera universitaria, un oficio, tener una labor y ser el mejor, es algo de lo cual te debe sentir orgulloso.

Y debes sentirte privilegiado de que en estos momentos tienes un empleo, algo que no todos tienen.

Verlo de la siguiente forma: “no es que solo tengo un trabajo, tengo el medio por el cual puedo crecer económicamente y personalmente”

El trabajo es una oportunidad. Al ir todos los días a tu oficina o fábrica, estas creando una oportunidad para tener más dinero, de darle un buen ejemplo a tus hijos, crecer como persona, conocer a personas valiosas que están a tu alrededor.

Muchas veces vemos al trabajo como sacrificio y obligación.

Al despertar piensa, que es un nuevo día y una nueva oportunidad de hacer algo bien y que te va a traer beneficios.

¡Sé responsable! Tienes una vida, eso ya es un privilegio.

– ¡Smithers…suelte a los perros!

¿Cuántas personas no han tenido un señor Burns en su vida (incluido su Smithers)?

¡Muchas personas!

Tú eres una persona consciente, siempre ten presente que tus empleados son seres humanos.

Te tienen que importar tus empleados, eso es básico para poder ayudarlos y lograr que se sientan bien en su trabajo.

En algún momento tuviste que haber tenido un jefe que al entrar a la oficina ni los buenos días daba; solo entraba y sin mirar a los lados se desaparecía entre las paredes. Y solo se hacia sentir cuándo estaba molesto porque algo no salió como él deseaba.

Eso crea un terrible ambiente laboral y lo único que logra es que los empleados no sean productivos, solo piensan en que se acabe el día y que llegue el viernes.

Entra, saluda con un estrechón de manos, pregunta cómo están, si su familia está bien, que necesitan en la oficina ¡incentívalos!

Dale las condiciones a tus empleados, para que puedan cambiar de mentalidad y que no solo vayan a trabajar, sino que disfruten lo que hacen y quieran volver al día siguiente para continuar sus labores.

– 4 claves para disfrutar tu trabajo.

Para poder cambiar de mentalidad y empezar a disfrutar tu trabajo, debes hacer 4 cosas claves:

1- Date tiempo antes de empezar a trabajar: si despiertas todos los días 15 minutos antes de salir, sin poder desayunar, ir al baño o despedirte de tu pareja, las cosas van hacer muy difíciles en el día.

Despiértate 1 hora antes de salir y veras el cambio.

Llega temprano a la oficina, tómate un café con tus compañeros, inicia de mejor forma el dia.

2. Ten pausas: no eres una máquina, hasta las impresoras necesitan de una pausa para poder seguir imprimiendo con calidad y claridad.

Estudios dicen que tomarse un descanso cada 90 minutos, ayudará a tener mejores ideas en el resto de la jornada laboral. Tomate una pausa, levántate, estírate, camina y luego vuelve a tu puesto.

3. Socializa con tus compañeros: existen personas que van a su trabajo y no hacen ni ruido, la gente ni se enteran que existe, son como fantasmas.

¡Anda! Saluda, comparte, ríete, comenta el juego de futbol del día anterior, echa algún chiste; crea un buen ambiente laboral.

4. Sé positivo: esta es la clave de todo, y es muy fácil ¡siempre mente positiva!

¡La decisión está en ti!

Si puedes cambiar esos viejos hábitos que solo logran limitarte, tanto en tus objetivos, como en tus prioridades.

La responsabilidad es parte esencial en nuestras vidas, y más aún en el trabajo, ya que es el medio que nos proporciona una estabilidad económica y hasta personal.

Pasamos más de un tercio de nuestro día en nuestra oficina, es necesario de hacer de ese espacio algo agradable, cómodo, que te ayude a desarrollarte en tu labor.

¡Tienes que disfrutar lo que haces!

Busca una inspiración, encuentra dentro de ti eso que te impulse a ser mejor en lo que haces y con cariño.

Levántate temprano, comparte con tu familia antes de salir del trabajo. Ve en bicicleta a tu oficina, tomate un café con calma antes de empezar a trabajar, comparte con tus compañeros, ríete; toma descansos cada hora y media, camina, haz algo que te saque de la rutina por unos minutos.

Establece una rutina que haga que el día a día sea más placentero

Ve en tu trabajo una oportunidad para crecer y concientízate en que no todos tienen la suerte de contar con un empleo y un sueldo.

En el caso de que tengas a personas bajo tu mando, recuerda siempre esto: son seres humanos. Cada quien vive tiene una situación, puede estar enfermo, con preocupaciones, problemas. Evita ser el típico jefe malhumorado que no saluda a nadie y solo habla cuando está molesto.

¡Sé positivo! ¡disfruta la vida! ¡que nadie te detenga!

In Blog

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

  • Hotel Ciros, Pachuca, Hidalgo

    Hotel Ciros le da la más cordial bienvenida a la ciudad de Pachuca, donde el encanto de su centro histórico, enmarcado por sus montañas, es el escenario perfecto para su estancia con nosotros.
  • Newsletter