¿Cómo hacer de un viaje de negocios algo placentero?

marzo 1, 2019

Vida solo es una y sabemos que el trabajo es parte importante de ella. Los viajes de negocios serán parte del estilo de vida de muchas personas, por ello debemos hacer lo necesario para hacer de estos viajes algo placentero.

¿Cómo hacer de un viaje de negocios algo placentero_

Los viajes de negocios son inevitables.

Si decidiste ingresar en el mundo empresarial, sabes que de vez en cuando es necesario montarte en un avión para poder reunirte con “colegas” en algún lugar del mundo.

Y también sabes que no es fácil este tipo de viajes, ya que el tiempo es muy “corto”, dejando pocos espacios de tiempo para respirar y disfrutar el momento.

Por esto y más, te daré algunos consejos que te recomiendo seguir para hacer de tu viaje de negocios algo placentero.

No todo en la vida es trabajo.

Convierte esos momentos laborales, en nuevas experiencias llenas de cosas positivas.

Abre tu mente y planifica en tu agenda horas donde te puedas encontrar a ti mismo…De la misma forma, toma previsiones que te den la comodidad necesaria durante tu viaje.

Te aseguro que es muy fácil convertir un día de trabajo en un momento maravilloso.

Solo hace falta que tu quieras.

Debes tener siempre presente, que el trabajo no lo es todo.

Siempre es bueno tomarte un tiempo para ti, dedicarte algún momento del día para esparcirse, sentirte feliz y disfrutar de las cosas, es algo que te traerá muchos beneficios.

Observa a las personas que siempre están pendientes del trabajo…Suelen estar siempre de mal humor, físicamente no se les ve de la mejor manera, pasan la mayor parte del tiempo estresados.

¡Tu te mereces algo mejor!

Dedícate a tu trabajo, hazlo con él el mayor entusiasmo y cariño del mundo, pero también disfruta de otras cosas.

Los viajes de trabajo suelen ser difíciles en cuanto a tiempo, debido a que la agenda está al tope, con pocos minutos para transportarse de un sitio a otro, solo hay una hora para comer y continuar con tu labor.

Suelen ser estresantes estos viaje por el contexto…Lejos de casa, sin las comodidades de todos los días, el trabajar fuera de tu oficina puede dificultar algunos detalles, tener lejos a tu asistente hará que tengas que hacer cosas que comúnmente no haces.

Pero eso no quiere decir que no disfrutes este viaje.

Te invito a que cambies de mentalidad y hagas de ese viaje de negocios, algo placentero y cómodo.

Ya estás ahí, en una ciudad o país que conoces poco, tomate tu tiempo y cambia tu rutina.

Te voy a dar unos tips para que transformes este viaje rutinario en algo agradable.

Si quieres conocer cuales son los beneficios de realizar un viaje de negocio, ingresa aquí.

1. Ten tu maleta preparada

SI hay algo que puede estresarte y hacer de tu viaje un “infierno”, es que te falten cosas en la maleta.

Una noche antes haz tu maleta, que no falte absolutamente nada.

Ropa, accesorios, zapatos, las cosas del trabajo y tus documentos personales.

Carga tu teléfono, laptop, etcétera.

Que todo esté preparado y listo para utilizar.

Si puedes llevar una maleta mediana, que no tengas la obligación de documentar, mucho mejor.

De esta manera no pierdes tiempo en el aeropuerto y se te hace más cómodo el viaje, debido a que es de fácil movilidad.

Es más, si es un viaje de un día, llévate una mochila…De esta forma hacer muchas cosas más antes de regresar a casa.

2.Planifica los momentos libres

Recuerda, no todo es trabajo.

Por eso trata de que tu agenda tenga momentos libres, si son horas seguidas mucho mejor.

Trata de colocar las reuniones o entrevistas en horas de la mañana y mediodía, cuestión de que en la tarde dejes tus cosas en la habitación del hotel y salgas a conocer la ciudad.

Unos días antes revisa páginas que se centren en evento culturales y turísticos de la ciudad que visites y observa que puedes disfrutar.

Puede ser un concierto, cine, museo, tour, lo que sea.

En el caso de que estés muy cansado y no quieras salir, ve una buena película en tu habitación.

Disfruta de las comodidades el hotel…Una buena cama, aire acondicionado, atención a la habitación, y renta una película a través del sistema de cable o bájala en tu laptop.

Tomarte estos momentos te va ayudar a relajarte.

3. Camina la ciudad

Después de un día de trabajo difícil, no hay nada mejor que caminar un poco y despejar la mente.

El caminar te da ese tiempo para pensar en cosas buenas  liberar tu mente al pasar de las calles.

SI lo haces escuchando buena música, tendrá un mejor efecto en ti.

Cuando estás en una ciudad que no conoces, el contemplar su arquitectura, paisajes, tianguis, mercados, bulevares, centros históricos o plazas, te hará pensar que hay cosas diferentes a las que comúnmente ves en tu ciudad de origen.

Será refrescar tu mente y es de mucho provecho.

Conocer cosas buenas es importante y hacerlo caminando mucho mejor.

Ponte tus tenis y a caminar.

4. Un buen teléfono inteligente y sus aplicaciones

Eso era antes que para viajar necesitabas llevar papeles para el pasaje aéreo, reservación del hotel, mapas, agendas, etcétera.

Hoy en día todo eso lo puedes tener en tu teléfono inteligente.

Tu comodidad es lo principal y al tener ese tipo de teléfonos podrás consultar todo tipo de cosas en cuestión de segundos.

Desde el dinero que necesitas para tener una buena estancia, hasta la temperatura que va a tener la ciudad durante tus días de estancia.

Es una buena inversión adquirir uno de estos teléfonos…te hará la vida más fácil y cómoda.

5. Libera tu mente

Aprovecha esos momentos en los que estás lejos de tu hogar para dejar volar tu mente.

Deja de pensar en esas cosas rutinarias, que ves todos los días y que pueden hacer de tu vida la misma película repetida una y otra vez.

Ahora que estás en otra ciudad, apaga tu teléfono por unas horas.

Ve algún parque, alberca, espacio cultural, lo que sea; trata de pensar cosas positivas.

Reflexiona sobre ti y lo que te rodea.

Esto puede ayudarte a replantearte  las cosas, o al menos descansar y “recargar tus baterías” para afrontar de nuevo la rutina diaria.

6. Conoce la esencia de la ciudad

Muchas veces nos cerramos y al visitar una ciudad no queremos probar todo lo que esta nos puede ofrecer.

Vamos del aeropuerto a sitio de la reunión y de ahí otra vez al avión para regresar, o vamos a nuestra habitación en el hotel hasta regresar a nuestras casas.

¡Vamos! A conocer.

Mientras vas caminando por la ciudad, cómprate una prenda vestir propia de la región, o entra a un mercado o restaurante y pide el plato típico y disfrútalo.

Si tienes oportunidad habla con gente, pregúntale que tipo de cosas se hacen ahí de forma tradicional.

Si hay un espectáculo en la calle de danza folclórica, detente y observa.

Vas a ganar mucho conociendo costumbres diferentes a la tuya, así como sabores que probablemente no vayas a probar en mucho tiempo.

7. Ve con tu pareja

Esto no es obligatorio, es depende de ti y de tu situación.

Esto lo digo porque muchas veces el estar solo puede ayudarte a pensar mejor las cosas y darte un “respiro” necesario, que ayudará tu vida personal y laboral.

Pero eso no quiere decir que tengas que vivir la experiencia solo.

Invita a tu pareja…Dile que vaya contigo, que mientras estés en la oficina o junta conozca la ciudad y a cierta hora, al terminar tus labores, se encontrarán para pasar un momento diferente.

Como puedes darte un “tiempo solo”, también puedes darle un “respiro” a tu relación,  al vivir otra experiencia en esta ciudad.

8. Dinero suficiente

Una de las cosas que puede causar estrés, es no llevar la cantidad de dinero suficiente para cubrir tus gastos.

Por eso haz una buena planificación y lleva contigo suficiente efectivo y un par de tarjetas de crédito.

Al tener todo cubierto, podrás disfrutar el viaje, o al menos tendrás menos preocupaciones.

Lo más importante es disfrutar la vida.

Uno se consigue a tantas personas que pierden el tiempo y dedican la mayor parte de su vida al trabajo, dejando a un lado a su familia y a su bienestar personal.

¿De que vale trabajar tanto, si olvidas los frutos que este da para ti y tu familia?

Hasta un simple viaje de negocios lo puedes convertir en una experiencia positiva.

Se trata de hacer placenteras las cosas, y esto no significa que se le reste responsabilidad o dedicación.

Si, pon toda la pasión a esas 6 horas que tienes para resolver tus asuntos profesionales, pero después deja que tu mente se libere.

Ve películas, asiste a conciertos, comete el plato tradicional de un lugar…Sonríe de vez en cuando y conoce a gente nueva.

No es necesario ni justo pasarla mal todo un día porque sales de tu zona de confort.

Alista tus cosas antes de salir, aquello que sea necesario para realizar todas tus actividades de la mejor manera posible.

De esta forma te sentirás cómodo y preparado para hacer de esa jornada, el mejor día de tu vida.

Recuerda vivir todos los días al máximo, como si fuera el último.

  • Puedes hacer de tu rutinario viaje de negocios, un momento agradable y positivo para ti.
  • Tu mente y espíritu te agradecerá que te tomes un momento de esparcimiento durante tu visita a otra ciudad.
  • Ten todo listo antes de viajar. Lleva contigo todo aquello que haga de tu estancia algo cómodo y llevadero.
  • Camina, conoce, prueba…Es una bonita experiencia saber cual es la esencia de la ciudad que visitas.
  • Aprovecha esos momentos de soledad para pensar y reencontrarte contigo mismo, convierte ese viaje de trabajo en algo positivo para ti.
  • No todo es trabajo.
  • Respira, conoce, libera tu mente.
  • Comodidad ante todo.
  • Prepara tus cosas antes de salir de viaje.
  • Utiliza la tecnología a tu favor.
In Blog

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

  • Hotel Ciros, Pachuca, Hidalgo

    Hotel Ciros te da la más cordial bienvenida a la ciudad de Pachuca. Enamórate de su Centro Histórico y encanto. Enmarcado por montañas, somos el escenario perfecto para tu estancia.
  • Newsletter