Author Archives Hotel Ciros

enero 3, 2019
Comentarios desactivados en La importancia de disfrutar tu trabajo

La importancia de disfrutar tu trabajo

articulos02

Tu mente te puede ayudar a crear mejores condiciones laborales.

Tenemos esta anticuada y repetitiva idea, de que todos los trabajos son tediosos. Solo pensamos en que llegue el viernes, y que el lunes pase un milagro para no tener que ir a la oficina.

¡Sé que quieres cambiar tu forma de pensar!

¡Es momento de sentirte bien en lo que haces!

Te mostraré que puedes cambiar para que hagas de tu trabajo una labor divertida. No verlo como una obligación por la cual debes sacrificarte 5 días a la semana, sino entender que tu empleo es una oportunidad que te de la vida para conseguir tus sueños.

Estos cambios no solo deben darse en tu mente, también te recomendamos modificar ciertas costumbres que hacen de tu jornada laboral, algo pesado y poco llevadero.

Y si eres jefe, te voy a mostrar cuales son los errores más comunes, que hacen que tus trabajadores no se sientan a gusto y por ende no puedan lograr disfrutar lo que hacen.

El seguir estas recomendaciones te llevan a ser un mejor líder y lograras cambios positivos.

Lo importante es que te sientas bien durante tu jornada de trabajo, y no que veas tu reloj cien veces al día, hasta que de la hora de salida.

– ¿Qué es disfrutar?

Es común relacionar el disfrute con felicidad, pero…tú podrás ser una persona feliz y andar por las calles derrochando alegría, pero eso no significa que disfrutes lo que haces.

El diccionario dice que disfrutar es “experimentar gozo, placer o alegría con alguien o algo”.

Muy bonita la teoría, pero ¿qué es disfrutar?

Personalmente creo que disfrutar, es pasarla bien y no necesariamente tiene que ser algo que te guste, puede ser cualquier cosa; lo necesario es buscar “en eso” algo que te haga sentir a gusto, satisfecho, que te saque un suspiro de esos que terminas mirando al infinito.

Tenemos un concepto equivocado sobre la felicidad, donde solo podemos disfrutar una película, un juego de futbol, el mejor plato de comida que haga tu mamá o una buena jornada de sexo.

Sabes, disfrutar puede ser sentarte en la banca y ver pasar a la gente, o caminar mientras te pega el viento, escuchando unas buenas rolas de Queen o de los Beatles.

El disfrutar no es algo que se decreta, es algo que se siente; pero si tu te niegas el derecho a sentir, irás amargado por la vida (con una nube gris encima de tu cabeza) logrando que nadie se te acerque, ni para pedirte la hora.

Disfrutar no es la regla, es una elección que puede llevarte a la felicidad.

– ¡Es hora de cambiar!

Desde que somos niños, escuchamos de la gente adulta frases poco positivas con respecto al trabajo.

Clásico… el día domingo ya empezaban los lamentos…

¡Mañana es lunes y tengo que ir a trabajar!

¡Un milagro dios…que no tenga que ir a trabajar!

¡Odio los lunes!

¡Que ya sea viernes!

Creando en nuestra mente unas ideas erróneas, no sólo que el lunes es el peor día de la semana, si no que el trabajo es una actividad de la cual debemos huir.

Pareciera que el mundo se acababa el lunes y renacía de las cenizas el día viernes.

Tenemos eso metido en la cabeza, tal vez por culpa de la sociedad en la que vivimos, que nos enseñó que trabajar es algo malo y aburrido.

¡Tenemos que ser mejores que esto!

Quitarnos ese chip mental; saber que el trabajo es el medio por el cual podemos lograr muchas cosas que deseamos y que nos ayudará, no solo en nuestra cuenta bancaria, sino a nivel personal.

Ama lo que haces.

– ¡Soy feliz! ¡soy feliz! ¡soy feliz!

Sí eres de las personas que siendo viernes ya piensas en que el lunes va a llegar y vas a tener que ir a trabajar una vez más…es hora de cambiar de mentalidad.

Y cambiar de mentalidad significa tener otro pensamiento. Deja de repetir lo que dicen los demás y enfócate en ti, como puedes cambiar tu comportamiento ante ciertas situaciones.

Jim Carrey lo logró en “Yes man”, con solo empezar a decir sí a todo lo que se le presentaba, consiguió novia, trabajo, amigos, etcétera.

Tampoco exageres y digas a todo “si”. Se trata de conseguir la felicidad en todo lo que quieras hacer.

Trabajar es un deber, está de más decir que gracias al trabajo que tienes, puedes pagar muchas cosas, distraerte y darte ciertos lujos; ahora haz de eso algo agradable, que al empezar a escribir, confeccionar, construir, cocinar, exponer, manejar, te digas a ti mismo: ¡me gusta hacer esto y lo hago bien!

La felicidad no es tener una sonrisa de oreja a oreja todo el dia, es saber que tienes algunos dolores (mentales) y seguir haciendo lo que sabes hacer, de la mejor manera.

Siéntete orgulloso de lo que tienes y que el estar ahí, con una profesión u oficio, es algo que no todos tienen.

– Trabajo: oportunidad y privilegio.

Casi siempre pasó (de camino a mi oficina) por una de estas agencias de empleo, y observó una gran cantidad de gente, con sus papeles en mano, haciendo fila, para solicitar una oportunidad de trabajo.

Tener una carrera universitaria, un oficio, tener una labor y ser el mejor, es algo de lo cual te debe sentir orgulloso.

Y debes sentirte privilegiado de que en estos momentos tienes un empleo, algo que no todos tienen.

Verlo de la siguiente forma: “no es que solo tengo un trabajo, tengo el medio por el cual puedo crecer económicamente y personalmente”

El trabajo es una oportunidad. Al ir todos los días a tu oficina o fábrica, estas creando una oportunidad para tener más dinero, de darle un buen ejemplo a tus hijos, crecer como persona, conocer a personas valiosas que están a tu alrededor.

Muchas veces vemos al trabajo como sacrificio y obligación.

Al despertar piensa, que es un nuevo día y una nueva oportunidad de hacer algo bien y que te va a traer beneficios.

¡Sé responsable! Tienes una vida, eso ya es un privilegio.

– ¡Smithers…suelte a los perros!

¿Cuántas personas no han tenido un señor Burns en su vida (incluido su Smithers)?

¡Muchas personas!

Tú eres una persona consciente, siempre ten presente que tus empleados son seres humanos.

Te tienen que importar tus empleados, eso es básico para poder ayudarlos y lograr que se sientan bien en su trabajo.

En algún momento tuviste que haber tenido un jefe que al entrar a la oficina ni los buenos días daba; solo entraba y sin mirar a los lados se desaparecía entre las paredes. Y solo se hacia sentir cuándo estaba molesto porque algo no salió como él deseaba.

Eso crea un terrible ambiente laboral y lo único que logra es que los empleados no sean productivos, solo piensan en que se acabe el día y que llegue el viernes.

Entra, saluda con un estrechón de manos, pregunta cómo están, si su familia está bien, que necesitan en la oficina ¡incentívalos!

Dale las condiciones a tus empleados, para que puedan cambiar de mentalidad y que no solo vayan a trabajar, sino que disfruten lo que hacen y quieran volver al día siguiente para continuar sus labores.

– 4 claves para disfrutar tu trabajo.

Para poder cambiar de mentalidad y empezar a disfrutar tu trabajo, debes hacer 4 cosas claves:

1- Date tiempo antes de empezar a trabajar: si despiertas todos los días 15 minutos antes de salir, sin poder desayunar, ir al baño o despedirte de tu pareja, las cosas van hacer muy difíciles en el día.

Despiértate 1 hora antes de salir y veras el cambio.

Llega temprano a la oficina, tómate un café con tus compañeros, inicia de mejor forma el dia.

2. Ten pausas: no eres una máquina, hasta las impresoras necesitan de una pausa para poder seguir imprimiendo con calidad y claridad.

Estudios dicen que tomarse un descanso cada 90 minutos, ayudará a tener mejores ideas en el resto de la jornada laboral. Tomate una pausa, levántate, estírate, camina y luego vuelve a tu puesto.

3. Socializa con tus compañeros: existen personas que van a su trabajo y no hacen ni ruido, la gente ni se enteran que existe, son como fantasmas.

¡Anda! Saluda, comparte, ríete, comenta el juego de futbol del día anterior, echa algún chiste; crea un buen ambiente laboral.

4. Sé positivo: esta es la clave de todo, y es muy fácil ¡siempre mente positiva!

¡La decisión está en ti!

Si puedes cambiar esos viejos hábitos que solo logran limitarte, tanto en tus objetivos, como en tus prioridades.

La responsabilidad es parte esencial en nuestras vidas, y más aún en el trabajo, ya que es el medio que nos proporciona una estabilidad económica y hasta personal.

Pasamos más de un tercio de nuestro día en nuestra oficina, es necesario de hacer de ese espacio algo agradable, cómodo, que te ayude a desarrollarte en tu labor.

¡Tienes que disfrutar lo que haces!

Busca una inspiración, encuentra dentro de ti eso que te impulse a ser mejor en lo que haces y con cariño.

Levántate temprano, comparte con tu familia antes de salir del trabajo. Ve en bicicleta a tu oficina, tomate un café con calma antes de empezar a trabajar, comparte con tus compañeros, ríete; toma descansos cada hora y media, camina, haz algo que te saque de la rutina por unos minutos.

Establece una rutina que haga que el día a día sea más placentero

Ve en tu trabajo una oportunidad para crecer y concientízate en que no todos tienen la suerte de contar con un empleo y un sueldo.

En el caso de que tengas a personas bajo tu mando, recuerda siempre esto: son seres humanos. Cada quien vive tiene una situación, puede estar enfermo, con preocupaciones, problemas. Evita ser el típico jefe malhumorado que no saluda a nadie y solo habla cuando está molesto.

¡Sé positivo! ¡disfruta la vida! ¡que nadie te detenga!

Read More
In Blog
enero 3, 2019
Comentarios desactivados en 6 Tips que debes tomar en cuenta para tener una exitosa comida de negocios

6 Tips que debes tomar en cuenta para tener una exitosa comida de negocios

articulos03

Los negocios son mejores con una buena comida.

Puede parecer extraño, pero los grandes negocios, aquellos que traen consigo una gran inversión, tanto humana como económica, se han concretado en un restaurante.

El salir de la oficina y degustar un buen platillo, puede ayudarte a que tengas un mejor ambiente para hablar con tu futuro socio; tocar temas de la familia, del deporte, la actualidad política, lo necesario para romper el hielo y tener conexión para pasar al tema importante.

En este artículo te mostraremos qué detalles debes tomar en cuenta para invitar una comida de negocios; además de darte tips sobre el comportamiento que debes tener durante la reunión.

Tomar en cuenta estos consejos, marcaran la diferencia…quedarás como un excelente anfitrión.

¡Tu imagen es muy importante!

1 Primero en la oficina.

El invitar a un nuevo socio a una comida para estrechar lazos y crear un buen ambiente, es algo muy normal en el mundo de los negocios…

Pero… lo primero que hay que hacer, es invitarlo a una reunión de trabajo en tu oficina.

¿Por qué?

Hay que buscar un primer encuentro formal, donde puedas observar si esa persona es ideal para empezar una relación de trabajo.

Muchas veces no existe ese “feeling” que te permita decir ¡esta es la persona indicada para que mi empresa crezca!

Una vez que sepas que esa persona tiene la personalidad y capacidad que buscabas, invítalo a seguir la conversación en un restaurante ¡Si acepta la invitación!…lograste crear la confianza necesaria para seguir adelante con tus planes de negocio.

2 La invitación al lugar indicado.

Lo primero es establecer si es algo rápido o una comida formal que puede durar hasta más de 2 horas.

En el caso de que solo sea para afinar ciertos detalles y tú eres el que invita a la persona, convócalo a un café o a un sitio de platos pequeños, lo que se le llama un “tentempié”.

Ahora sí el asunto es para hablar largo y tendido, invítalo a un buen restaurante.

Importante, que sea en un lugar accesible, cercano, práctico; sí lo invitas a comer a las afueras de la ciudad, lo que puede pasar es que tenga que mover toda su agenda para ello, y lo que buscas en interferir lo menos posible en sus planes.

¡Haz la reservación un día antes!

¡Oye! que pena si vas al restaurante con tu nuevo socio y al llegar la hostess te diga que no hay mesas y debes esperar 1 hora para poder sentarte.

¡Ah! llega al menos 10 minutos antes, para evitar algún tipo de sorpresas.

Se precavido, pide ayuda a tu asistente para las reservas y los detalles del lugar de reunión.

3 ¿Cómo debes ir vestido?

Comúnmente este tipo de citas suelen ser informales…

¡Eso no quiere decir que vayas todo fodongo!

Ve elegante, con la clase que te caracteriza, pero a la vez discreto.

Trata de vestirte con colores claros, que te sientas cómodo y no que pases calor durante toda la comida. También puedes utilizar el clásico negro.

¡Por algún motivo vestirse de negro siempre hará que te veas elegante!

¿Sabes qué es horrible y desagradable?

…No te ha pasado que vas en la calle y ves a personas, como a eso de las 3 de la tarde, vestidas normal de oficina, pero que tienen una mancha roja o verde en la camisa o el pantalón.

Piénsalo dos veces si vas a pedir pasta, sándwich o cualquier cosa que tenga salsa o aderezo. ¡Tienes que dar una buena imagen! ¡ Y dudo que con una mancha roja en tu camisa vayas a lograrlo.

4 Un repaso al Manual de Carreño.

¡Jamás olvides los modales y buenas costumbres!

Puede ser que te lleves de maravilla con esa persona y tengan una confianza infinita, pero si algo habla de la clase de persona que eres, son las normas de etiqueta y la educación que tengas.

Lo primero, pon tu teléfono celular en silencio o si puedes, apágalo. Estar hablando con alguien y que el celular ¡suene, suene, suene y suene! Es incómodo, nadie tiene porque enterarse que tienes mil mensajes llegándote y otros mil correos electrónicos en tu bandeja de entrada.

Las malas palabras dilas en la calle antes de sentarte a comer. Sé que hay personas que traducen el decir groserías con el hecho de crear más confianza. ¡No! sé educado, nada de palabrotas.

Esto ni debería recordarlo, pero no comas con la boca abierta. Que sonidos tan espantosos se producen cuando la gente abre la boca al masticar.

Usted agarra su servilleta, se la pone en la boca y al tragar pida disculpa y diga lo que pensaba decir.

Nada de mecerse en la silla, no tienes 5 años para andar en eso.

Sé que son cosas elementales, pero no está de más recordarlas. Todo eso que te enseñaron tus padres, ponlo en práctica.

¡Educación ante todo!

5 ¿En qué momento le habló del negocio?

Todo tiene su tiempo, hasta en este tipo de compromisos hay momentos para hablar de las cosas.

Al llegar propón un tema de conversación muy relax. Trata de conocer más a la persona que citaste a comer, ve viendo cómo inicias ese “match”.

Habla de su familia, sus gustos, como llego a ser ejecutivo, en fin, algo relajado pero que te permita conocerlo (en caso de que no lo conozcas).

Después abre el tema del deporte, eso nunca falla. Háblale de fútbol o de béisbol (ambos por ser los deportes más populares) y de seguro sale una invitación para ir al Azteca.

Se recomienda que el hablar de negocios se deje para el final, para el postre.

Sé simpático, nada de tener una actitud arrogante y pesada.

Conocer personas siempre será algo muy interesante, el proceso si suele ser diferente en cada caso, solo ten en cuenta que puedas estar a las puertas de una gran amistad o de concretar el mejor negocio de tu vida.

¡Se abierto!

6 ¿Pido un traguito con alcohol?

Este tema puede ser “tabú” para algunos.

Existen personas que no les importa nada y piden su botella de whiskey o tequila, y están toda la comida empinando el codo.

Esto no es lo más recomendable.

Es una comida importante, donde vas a conocer a alguien o vas cerrar un negocio importante, no es una fiesta o una ocasión para “acabar el trapo”.

Te recomiendo, si eres el que propusiste la reunión, deja que tu invitado pida de beber.

Lo más común es que se empiece con un agua, refresco, algo sencillo; y después pasen a tomarse una copa de vino o un trago de alguna otra bebida.

¡Es un trago! ¡No es necesario tomarte una botella entera!

Si quieres y estás de humor, al terminar la comida sigue la fiesta en otro sitio. Pero en ese instante evita tomar bebidas alcohólicas en exceso, es importante mantener una buena imagen, la cual no creo que se mantenga intacta con 10 cervezas encima o 7 caballitos de tequila dándote vueltas en la cabeza.

Otros tips que debes tomar en cuenta.

  • Si tu eres el que está buscando algo de tu contraparte, paga la cuenta; y cuando vayas a pagar evita hacerlo con ticket, cupones, tarjeta de regalos.
  • Evita pagar con una gran cantidad de monedas.
  • Fíjate en los detalles, si notas que la persona con la que estás comiendo observa mucho su reloj, es porque tiene otro compromiso; pide la cuenta de inmediato.
  • ¡Por favor me lo puedes poner para llevar!…¿Es en serio? Cuando salgas te compras unos tacos en la esquina, evita llevarte del restaurante comida en una bolsa.
  • Trata muy bien a los trabajadores del restaurante (sobretodo a los meseros), ya que ahí se puede ver como eres tú con las personas con las que trabajas. Ser un patán con aquellos que te prestan un servicio, significa que te falta mucho por aprender.

El dar a los demás una buena imagen de ti siempre será importante.

Y más en este mundo de los negocios.

La primera impresión es la que va a valer y no puedes comportarte en tu primera reunión de negocios, en un restaurante, como si fueras Pedro Picapiedra.

Elegancia, clase, categoría, sencillez, humildad y buenas costumbres, son las características que debes llevar en toda ocasión.

Ponte a pensar…¿Quién quiere trabajar con una persona grosera, falta de respeto, sin educación, sin principios y que se comporte en la mesa como un troglodita?

Es muy difícil llevarse bien con alguien así y más cuando sabes que vas a trabajar por años junto a esta persona.

Escoge un buen restaurante, que no sea de una comida exótica que sea incomible, que pongan animales vivos en tu plato o con sabores a los cuales no están acostumbrados; no es una comida de placer, es algo serio.

Si llevas a un socio a un restaurante de comida reserva con tiempo, haz sentir a gusto a tu invitado.

Nunca olvides Los pequeños detalles…estos hacen la diferencia.

Y harán que quedes muy bien ante tus invitados, haciendo que estos no duden en aceptar otra invitación de tu parte.

Read More
In Blog
enero 3, 2019
Comentarios desactivados en 6 Cualidades de un buen líder

6 Cualidades de un buen líder

articulos04

Herramientas necesarias para lograr el éxito con tu grupo de trabajo

Este artículo va dirigido a ti, que necesitas saber cuáles son las cualidades de un líder dentro de la empresa.

Te mostraré 6 cualidades que puedes mostrar ante a tus compañero de trabajo para que te ganes su respeto y sobretodo su confianza, y así poder lograr todos los objetivos trazados como grupo.

Todos hablan de tener pasión a la hora de hacer su trabajo, crear un compromiso con aquello que haces, comunicación antetodo, ya que sin él es difícil trabajar en grupo; La responsabilidad es tu carta de presentación y la que hará que ganes el respeto de los demás.

Todas estas son cualidades que todo jefe debe poseer para tener conexión con las personas que laboran con él.

Te explicaremos la importancia de desarrollar estas cualidades, y el por qué es necesario ponerlas en práctica.

A través de ejemplos podrás visualizar visualizar como es el líder positivo y el líder negativo, para que de esta forma logres decidir qué tipo de jefe quieres ser.

1. Pasión y compromiso.

Si existe un sentimiento íntegro y que nos llega a lo más profundo, logrando cambiar nuestra actitud y forma de ver las cosas, es el de la pasión.

Solo ve en época de mundial de fútbol, como las personas hablan, alientan, critican y despotrican a la selección mexicana de futbol.

Puedes pasar horas escuchando como los mexicanos hablan con el corazón, palabras que salen de ellos, sin haber pasado por la cabeza; hasta la parte física cambia. Es la pasión en su máxima expresión, y eso suele ser contagioso.

Imagínate ese sentimiento, pero en la oficina (sin exagerar claro).

El líder tiene que contagiar entusiasmo y deseo a los miembros del equipo de trabajo; que al verlo sientan un impulso y así hacer su labor de la mejor manera posible. Que logre una integración total, donde todos se vean inmiscuidos en un objetivo.

Y la pasión te lleva al compromiso.

Si logras engranar la maquina, darle la fuerza y funcionamiento, el compromiso viene solo.

Si estás en un grupo de trabajo apático, donde nadie le interesa el proyecto, y las cosas se hacen por hacerlas, no va a existir ningún tipo de compromiso.

Hay que hacer de ese proyecto algo de los trabajadores, que lo sientan como un “hijo”, que debe hacerse con esfuerzo y dedicación.

2. ¡Comunicación en todo!

Sin esta cualidad, lo demás no tiene sentido.

¡hay que aprender hablar! y sobretodo… ¡aprender a escuchar!

Que difícil es trabajar con una persona que solo hace lo que él quiere y desde un solo punto de vista, el suyo.

Ese jefe que todo lo dice gritado o peor aun, que no dice nada y habla a espaldas de las personas. Que no escucha a nadie, porque se cree el “Dios” del proyecto.

Es decepcionante trabajar con alguien así y eso influye negativamente en tu trabajo, te vuelves menos productivo.

Un buen líder sabe cuando debe hablar y cómo debe hacerlo.

Ver a tu jefe, a esa persona que lleva el liderazgo, hablar de forma correcta, pausada, con el tono de voz indicado, aportando cosas buenas en cada instrucción que da, es algo que te va ayudar a desarrollarte de una mejor forma.

Y que esa misma persona… también te escuche, y te diga: ¡dame tu opinión de como debemos hacerlo! ¡tu tienes razón, hagámoslo de esa forma!

Hace que te sientas parte del equipo, y más aún, logra que sientas respeto hacia él.

El respeto no se exige, se gana, y cuando una persona se gana el respeto de los demás, se convierte en un ejemplo a seguir, un líder.

3. Responsabilidad ante todo.

Una de las cualidades importantes y que hace que te ganes el respeto de tus empleados, es la responsabilidad.

Y ser responsable no es cosa fácil, significa ser consciente de todas las obligaciones que tienen como líder y que se multiplican conforme pasa el tiempo.

Te doy un ejemplo, me tocó vivir una experiencia terrible en un antiguo trabajo, el jefe del proyecto cada vez que algo salía mal, le echaba la culpa a todos los que trabajamos bajo su mando, y en plena junta decía ¡esa no era mi responsabilidad!

¡Nos explotaba la cara del coraje!

Y cuando algo salía bien, obviamente fue gracias a el que las cosas salieron de buena forma.

Un líder es la cabeza del grupo, es el que en una junta asume todos los errores y triunfos de un equipo de trabajo.

Esa persona responsable es el que arma la estrategia, el que sabe cómo trabaja cada quien.

¡Es el que mueve las piezas como si fuera un ajedrez!

Así que como líder, debes asumir todas tus responsabilidades, conocer a tu gente, saber qué debe hacer cada uno para poder alcanzar el éxito.

Esta es una cualidad muy visible y que habla mucho de ti.

4. Tener un objetivo claro y preciso.

Si tu eres el capitán de un barco y te montas con tu uniforme limpio, te colocas en el puente de mando, vez hacia el horizonte y dices ¿para donde vamos? Creeme que todos los tripulantes se van a bajar del barco, en el mejor de los casos.

Igual sucede en una oficina.

La persona responsable, que tiene como función encabezar un grupo de personas para lograr una meta. Debe saber a dónde debe ir y el camino que debe transitar para llegar.

Es complicado trabajar con alguien que no sabe qué hacer, no tiene ni la más mínima idea de que hacer para llevar a cabo el proyecto. O los que no te indican cual es el objetivo a seguir, solo pone gente a trabajar y ya, no te dice más nada.

Lo primero que hay que hacer es reunir a tu gente, explicarles cual es el objetivo principal y la función de cada quien para poder llegar todos a la meta.

Un barco sin un guía o sin una brújula va a perderse y jamas va a llegar a puerto seguro (a menos que se guíe con el sol, sumado a un milagro)

Un grupo de trabajo que no tenga una persona guía, jamás lograra finalizar un proyecto de buena manera.

5. Ser parte del equipo.

Hay un tipo de personas a las cuales yo las llamo “VIP”.

Son aquellos trabajadores, que no se juntan con los demás, que se creen únicos, indispensables y especiales. Te dan órdenes a través de un mensajero, no se acercan a ti, comen en algún lugar especial, en fin, los que no se juntan con la chusma.

Y hay muchos “VIP” en el mundo.

¿Cómo puede formarse un buen equipo de trabajo, si el líder es una persona a la cual no puedes llegarle?

¡Pon los pies sobre la tierra!

Un líder tiene que hacerse parte del equipo, ya que las personas que trabajan para él, no pueden verlo como una persona inalcanzable.

Los grandes líderes de la historia, militares y políticos, llegaron a ser grandes no solo por sus hechos, sino porque tenían afinidad con el pueblo, sabían cómo llegarles e impulsar revoluciones, movimientos, causas, etcétera.

Aquella persona que quiera ser ejemplo de sus empleados debe sentarse y hablar con ellos, ir al comedor junto a su equipo de trabajo, hasta en los momentos de diversión.

¿Por qué un jefe no puede ir un viernes por una chelas con todos sus compañeros de trabajo?

Claro que puede, y aquellos que logran hacer de esos detalles algo significativo, llegan a ganarse el respeto y admiración de muchos

6. Reúne un buen equipo de trabajo a tu alrededor.

Existen casos en los cuales trabajas con un grupo de personas que “no saben en dónde están parados”, que no tienen conocimientos para hacer su trabajo; y a su vez no se esfuerzan por superarse, al contrario, son felices haciendo lo poco que saben hacer.

Sí, podemos echarle la culpa a recursos humanos, pero un líder también tiene responsabilidad de seleccionar aquellos que van a integrar el grupo de trabajo.

También existe el caso de jefes que contratan “amigos” suyos, que no saben absolutamente nada de lo que hay que hacer, pero como son recomendados del jefe, entran sin ningún problema a la empresa.

¡Sí, es frustrante ver esas cosas! ¡y seguirá sucediendo!

Aquel que quiere tener las cualidades de un buen líder, debe saber las aptitudes de los trabajadores que va a sumar a su equipo; saber sus debilidades y fortalezas y colocarlo en sitios claves para que ayuden a empujar la carreta.

Rodearse de un buen equipo de trabajo es clave para poder conseguir los objetivos trazados.

Si armas tu equipo de fútbol con 11 delanteros ¿Qué puede pasar? que vas a perder por goleada.

Seleccionar lo mejor y conseguirás tu objetivo con excelencia.

Para ser un buen líder no necesitas cursar una carrera universitaria, solo con tener una buena actitud y abrir la mente, será suficiente.

Ya sabes porque el ogro de tu jefe es así, no pone en práctica nada de lo que acá te decimos.
¿Quieres ser un líder y que todos te tomen como ejemplo?

Mi recomendación es: ser persona, pon lo humano de primero y veras que ser un buen líder va ser más fácil de lo que crees.

¿Y cómo se puede ser humano con las personas?

Escúchalas, siempre ponte a disposición para escuchar todo tipo de comentarios de las personas.

Aprende a decir las cosas, a nadie le gusta que le hablen mal, con un tono de voz no adecuado y palabras que puedan ser ofensivas.

Intégrate a tu grupo de trabajo, que vean que perteneces a ellos y no que eres un semi dios.

Inspira, ser el guía es algo muy importante, deja huella en ellos.

Pon en práctica estas habilidades ¡Te aseguro el éxito¡

Read More
In Blog
enero 3, 2019
Comentarios desactivados en Historia de las 4 empresas más importantes de Hidalgo

Historia de las 4 empresas más importantes de Hidalgo

articulos05

El pasado hidalguense, ejemplo a seguir.

Muchas veces vemos vallas publicitarias, jingles o spots en radio, cine y televisión, o consumimos ciertos productos día a día, y no nos imaginamos que están relacionadas con empresas con muchos años de existencia, con historias interesantes y llenas de valores.

Dicen que para conocer el presente, es necesario conocer el pasado. Por ello te vamos a contar la historia de las 4 empresas más importantes de Hidalgo.

De seguro naciste en este estado y no sabías que marcas tan populares como la cementera Cruz Azul o la leche Santa Clara nacieron en Hidalgo.

En la secundaria, cuando te enseñaron historia de México, te dijeron que la minería fue una de las actividades económicas más importantes durante el siglo XIX; pero tal vez no sabías que la Compañía Real del Monte y Pachuca, que todavía está en funcionamiento, fue de las primeras empresas fundadas una vez que México se independizó.

Compañías más locales, como Ten Tac, que comenzaron en un pequeño taller en alguna calle de la ciudad de Pachuca y hoy son referencia de esa ciudad.

Te mostramos estas historias de superación por una razón, para demostrarte que sí se puede.

Si el día de mañana te planteas crear una empresa o ya perteneces a una y quieres hacer que se expanda el negocio, solo recuerda que todo tuvo un inicio, nada nació en lo más alto.

leerás cómo estas empresas fueron iniciadas por un hombre o un grupo de personas, que con esfuerzo, dedicación y ganas, hicieron que su negocio se mantuviera en pie hasta el día de hoy.

¡Así que no pienses en lo malo que puede pasar!

Vé hacia adelante…inspírate y toma la decisión

– Compañía Real del Monte y Pachuca.

Esta compañía es una de las más antiguas, no solo en el estado de Hidalgo, si no en la República de México.

Esta empresa, dedicada al área de la minería comienza sus operaciones en el año de 1824, bajo el dominio de la compañía inglesa Aventureros en las Minas de Real del Monte.

Para el año de 1848 se creó de manera oficial la Compañía Real del Monte y Pachuca, con capital gringo. Por algún extraño motivo, esta gente siempre está donde hay mucho dinero y esta vez no podía ser la excepción, la compañía se convirtió en una de las principales empresas encargadas de la explotación minera, logrando que Pachuca fuera una de las ciudades más ricas de la época en México.

Lastima que esos tiempos de riqueza monetaria en Pachuca… son historia.

Y aclaró que en lo monetario, porque la ciudad tiene algo más importante, su gente.

Y hablando de detalles importantes e interesantes…los empleados y técnicos de esta compañía pachuqueña se organizaron para jugar fútbol y llegaron a formar un equipo de fútbol, el Pachuca Athletic Club, que se fundó en el año 1901.

A pesar de haberse desintegrado, este equipo participó en la liga local a comienzos de siglo XX, y formó parte del inicio de una gran tradición futbolera en el estado, el comienzo de lo que tenemos hoy en Hidalgo, el C.F. Pachuca.

En el año de 1906 las minas donde trabaja esta compañía son adquiridas por la United States Smelting Refining and Mining (otra vez los gringos), empresa que a su vez decide modernizar la industria minera; ya no podían seguir trabajando con instrumentos de la “prehistoria”, era el primer paso a la modernidad.
Ya durante los sucesos de la II Guerra Mundial, por el año 1940, la economía minera se vino abajo, hasta el punto de que la compañía norteamericana dueña de la Compañía Real del Monte y Pachuca, tuvo que vender todas sus propiedades al Estado Mexicano, lo que llamamos una nacionalización forzada (un tanto extraña, ya que la minería no era productiva).
En la actualidad sólo están abiertas 3 minas en la ciudad de Pachuca.

– Cementos Cruz Azul

¿Quién no ha visto esta marca de cementos a lo largo de la República mexicana?

Y si no asocias este nombre con la industria cementera, entonces lo has visto en el ámbito deportivo, con el equipo de futbol, Cruz Azul Fútbol Club.

¡Por favor…que ganen un campeonato de liga antes de que yo abandone este mundo!

La historia de esta empresa se remonta al año 1881 en el estado de Hidalgo, cuando el inglés Henry Gibbon construye una fábrica del hidraulica en una antigua hacienda de Jasso.

(Sí, si no son los gringos, son los orígenes de estos, los ingleses).

Ya para el año 1888 La Cruz Azul registra la primera patente para fabricar cemento tipo Portland, bajo el nombre de “Nueva combinación de sustancias para fabricar cemento”.

No es por presumir que fui profesor de historia…pero aca ya se veía la política de Porfirio Díaz, había que darle todas las facilidades a las compañías transnacionales

Llegado el año de 1909 se constituye La Cruz Azul como una Sociedad Anónima, denominada Compañía Manufacturera de Cemento Portland La Cruz Azul, S.A.

La estabilidad era lo principal para sus dueños, a pesar que para la época existía una difícil situación económica.

Ya habiendo terminado la Revolución Mexicana y con un país que buscaba la estabilidad política y económica después de años de guerras, en el año 1931 se presentó un conflicto laboral entre los trabajadores y dueños de la compañía, la empresa fue a parar en manos de sus trabajadores (192 obreros).

Registrándose ante la Secretaría de la Economía Nacional como Cooperativa Manufacturera de Cemento Portland La Cruz Azul S.C.L.

Ya con dueños mexicanos, se da inicio a la tradición de la cementera más famosa de México.

Y para aquellos que no lo saben…esta cooperativa fundó el equipo de fútbol que hoy en día conocemos con el mismo nombre, El Cruz Azul Fútbol Club, la que en el año 1964 asciende de nivel y juega en la primera división del fútbol mexicano.

Liga que hasta el dia de hoy…no han podido ganar.

¡Pero estoy seguro de que eso va a cambiar!

Son muchos años de esta compañía funcionando en pro de los mexicanos, hasta el dia de hoy que ha incursionado en otros mercados, de la mano de la tecnología propia de estos tiempos.

No existe un mexicano, que no conozca esta marca, y ahora tú conoces su historia.

– Ten Tac.

Esta compañía se dedica a la fabricación de calzados y lleva en ese mercado más de 90 años, siendo parte de la tradición en lo que se refiere a este sector dela economía.

Su Fundador fue el señor Everardo Márquez Guzmán, quien tenía ya para el año de 1925 su taller de reparacion de calzados en la ciudad de Pachuca. Siendo ese mismo año cuando crea el zapato para los trabajadores de las minas, pertenecientes a la Compañía Real del Monte, quienes dieron el visto bueno al modelo y la compra de los mismos.

En el año de 1937 se funda la empresa Tenería de Pachuca, actual Ten Pec.

Durante la II Guerra Mundial, Ten Pec, con ayuda de las Fuerzas Armadas, distribuye sus botas a diferentes unidades de las fuerzas aliadas, que se encontraban luchando en suelo europeo contra los países del eje.

Fallece su fundador, el sr Everardo Márquez, y en el año de 1963 queda en manos de su hijo, Guillermo Márquez Ramírez, que con una nueva visión y la aplicación de nuevas tecnologías, colocaron en primer lugar a esta compañía en la fabricación de calzados.

Ya en la década de los 70, empiezan a ser pioneros con la producción de cuero, suelas y plantillas que son usadas en sus propios productos.

Hasta el dia de hoy, que gracias a la visión de futuro de la familia Márquez, es una compañía familiar y de gran éxito, que exporta sus productos a países como Estados Unidos, Canadá, Chile, Cuba y Venezuela.

– Santa Clara

¿Quién no se ha comido un cono triple de crema irlandesa, choco menta y coco, en la heladería Santa Clara?

¡Es la perfección hecha helado!

Jamás hubieras pensado que esta compañía, famosa por vender leche, helados y yogurt, es originaria de la ciudad de Pachuca.

Su historia comienza en el año de 1924, cuando se funda el establo Santa Clara y sus comienzos fueron de lo más tradicional: repartiendo la leche por toda la ciudad de Pachuca (para ese año no era tan grande como lo es ahora) a domicilio.

Fue tal el crecimiento que decidieron comprar una fracción de la hacienda Coscotitlan, y ya para el año 1936 el hato ya contaba con más de 100 cabezas de ganado, teniéndose que mudar a un lugar más adecuado.

Ya con una visión de modernidad, en el año 1957 se realiza la primera importación de ganado canadiense y se aplica la técnica del ordeño y enfriado mecánico;

La entrada a la modernidad de la industria láctea.

Nueve años más tarde, el ganado criollo es sustituido en su totalidad por el canadiense y el norteamericano (esta personas nunca se han detenido en la expansión económica, debería ser un ejemplo a seguir).

En 1972 se vuelve a mudar esta empresa, esta vez al rancho “La Quinta”, tras la búsqueda de espacios más amplios, modernos y funcionales.

Y es en el año de 1985 cuando se empiezan abrir los mercados para esta compañía; se comienzan a elaborar helados, quesos y yogur.

La historia de esta compañía es muy amplia e interesante. Es una de las más famosas en México y llena de tradición.

Lo primero que imaginó al leer estas historias, son a esas personas que empezaron de cero. Que a pesar de tener máquinas anticuadas, establecimientos pequeños o contar con poco dinero para comprar materia prima, no hubo nadie ni nada que los detuviera para lograr sus objetivos.

Constancia, dedicación, esfuerzo, son algunas de las actitudes que estos empresarios tuvieron para hacer que sus negocios crecieran; pero sobretodo confiaron en sí mismos y en sus aptitudes.

Nunca abandonaron sus objetivos, México y su economía pudieron haber pasado por muchas crisis, pero estas personas sortearon las dificultades y mantuvieron en pie su negocio.

Como reflexion historica (otra vez el profesor de historia…), la influencia del dinero proveniente de empresarios norteamericanos es muy importante en la economía mexicana; bueno, hoy tu volteas y en cada esquina hay algún establecimiento de de capital gringo.

Como Hidalguenses deben estar orgullosos de su historia. Esta apenas es una parte de la historia y podemos ver como marcas icónicas de este país, nacieron y crecieron en este estado.

Ahora cada vez que veas alguna publicidad de Cruz Azul o de Santa Clara, inmediatamente vas a pensar en el estado de Hidalgo.

Read More
In Blog
febrero 20, 2018
Comentarios desactivados en Salón Plata

Salón Plata

Esta salón se encuentra en Hotel Emily, nuestro asociado, ubicado frente a las instalaciones de Hotel Ciros. Capacidad máxima: 100 personas

Read More
febrero 13, 2018
Comentarios desactivados en Sala de masajes

Sala de masajes

Contamos con sala de masajes dentro de las instalaciones de nuestro asociado Hotel Emily. Queremos hacer de su estancia una experiencia placentera, pregunte por nuestra carta de masajes. Previa reservación.

Read More
  • Hotel Ciros, Pachuca, Hidalgo

    Hotel Ciros te da la más cordial bienvenida a la ciudad de Pachuca. Enamórate de su Centro Histórico y encanto. Enmarcado por montañas, somos el escenario perfecto para tu estancia.
  • Newsletter