6 Tips que debes tomar en cuenta para tener una exitosa comida de negocios

enero 3, 2019

articulos03

Los negocios son mejores con una buena comida.

Puede parecer extraño, pero los grandes negocios, aquellos que traen consigo una gran inversión, tanto humana como económica, se han concretado en un restaurante.

El salir de la oficina y degustar un buen platillo, puede ayudarte a que tengas un mejor ambiente para hablar con tu futuro socio; tocar temas de la familia, del deporte, la actualidad política, lo necesario para romper el hielo y tener conexión para pasar al tema importante.

En este artículo te mostraremos qué detalles debes tomar en cuenta para invitar una comida de negocios; además de darte tips sobre el comportamiento que debes tener durante la reunión.

Tomar en cuenta estos consejos, marcaran la diferencia…quedarás como un excelente anfitrión.

¡Tu imagen es muy importante!

1 Primero en la oficina.

El invitar a un nuevo socio a una comida para estrechar lazos y crear un buen ambiente, es algo muy normal en el mundo de los negocios…

Pero… lo primero que hay que hacer, es invitarlo a una reunión de trabajo en tu oficina.

¿Por qué?

Hay que buscar un primer encuentro formal, donde puedas observar si esa persona es ideal para empezar una relación de trabajo.

Muchas veces no existe ese “feeling” que te permita decir ¡esta es la persona indicada para que mi empresa crezca!

Una vez que sepas que esa persona tiene la personalidad y capacidad que buscabas, invítalo a seguir la conversación en un restaurante ¡Si acepta la invitación!…lograste crear la confianza necesaria para seguir adelante con tus planes de negocio.

2 La invitación al lugar indicado.

Lo primero es establecer si es algo rápido o una comida formal que puede durar hasta más de 2 horas.

En el caso de que solo sea para afinar ciertos detalles y tú eres el que invita a la persona, convócalo a un café o a un sitio de platos pequeños, lo que se le llama un “tentempié”.

Ahora sí el asunto es para hablar largo y tendido, invítalo a un buen restaurante.

Importante, que sea en un lugar accesible, cercano, práctico; sí lo invitas a comer a las afueras de la ciudad, lo que puede pasar es que tenga que mover toda su agenda para ello, y lo que buscas en interferir lo menos posible en sus planes.

¡Haz la reservación un día antes!

¡Oye! que pena si vas al restaurante con tu nuevo socio y al llegar la hostess te diga que no hay mesas y debes esperar 1 hora para poder sentarte.

¡Ah! llega al menos 10 minutos antes, para evitar algún tipo de sorpresas.

Se precavido, pide ayuda a tu asistente para las reservas y los detalles del lugar de reunión.

3 ¿Cómo debes ir vestido?

Comúnmente este tipo de citas suelen ser informales…

¡Eso no quiere decir que vayas todo fodongo!

Ve elegante, con la clase que te caracteriza, pero a la vez discreto.

Trata de vestirte con colores claros, que te sientas cómodo y no que pases calor durante toda la comida. También puedes utilizar el clásico negro.

¡Por algún motivo vestirse de negro siempre hará que te veas elegante!

¿Sabes qué es horrible y desagradable?

…No te ha pasado que vas en la calle y ves a personas, como a eso de las 3 de la tarde, vestidas normal de oficina, pero que tienen una mancha roja o verde en la camisa o el pantalón.

Piénsalo dos veces si vas a pedir pasta, sándwich o cualquier cosa que tenga salsa o aderezo. ¡Tienes que dar una buena imagen! ¡ Y dudo que con una mancha roja en tu camisa vayas a lograrlo.

4 Un repaso al Manual de Carreño.

¡Jamás olvides los modales y buenas costumbres!

Puede ser que te lleves de maravilla con esa persona y tengan una confianza infinita, pero si algo habla de la clase de persona que eres, son las normas de etiqueta y la educación que tengas.

Lo primero, pon tu teléfono celular en silencio o si puedes, apágalo. Estar hablando con alguien y que el celular ¡suene, suene, suene y suene! Es incómodo, nadie tiene porque enterarse que tienes mil mensajes llegándote y otros mil correos electrónicos en tu bandeja de entrada.

Las malas palabras dilas en la calle antes de sentarte a comer. Sé que hay personas que traducen el decir groserías con el hecho de crear más confianza. ¡No! sé educado, nada de palabrotas.

Esto ni debería recordarlo, pero no comas con la boca abierta. Que sonidos tan espantosos se producen cuando la gente abre la boca al masticar.

Usted agarra su servilleta, se la pone en la boca y al tragar pida disculpa y diga lo que pensaba decir.

Nada de mecerse en la silla, no tienes 5 años para andar en eso.

Sé que son cosas elementales, pero no está de más recordarlas. Todo eso que te enseñaron tus padres, ponlo en práctica.

¡Educación ante todo!

5 ¿En qué momento le habló del negocio?

Todo tiene su tiempo, hasta en este tipo de compromisos hay momentos para hablar de las cosas.

Al llegar propón un tema de conversación muy relax. Trata de conocer más a la persona que citaste a comer, ve viendo cómo inicias ese “match”.

Habla de su familia, sus gustos, como llego a ser ejecutivo, en fin, algo relajado pero que te permita conocerlo (en caso de que no lo conozcas).

Después abre el tema del deporte, eso nunca falla. Háblale de fútbol o de béisbol (ambos por ser los deportes más populares) y de seguro sale una invitación para ir al Azteca.

Se recomienda que el hablar de negocios se deje para el final, para el postre.

Sé simpático, nada de tener una actitud arrogante y pesada.

Conocer personas siempre será algo muy interesante, el proceso si suele ser diferente en cada caso, solo ten en cuenta que puedas estar a las puertas de una gran amistad o de concretar el mejor negocio de tu vida.

¡Se abierto!

6 ¿Pido un traguito con alcohol?

Este tema puede ser “tabú” para algunos.

Existen personas que no les importa nada y piden su botella de whiskey o tequila, y están toda la comida empinando el codo.

Esto no es lo más recomendable.

Es una comida importante, donde vas a conocer a alguien o vas cerrar un negocio importante, no es una fiesta o una ocasión para “acabar el trapo”.

Te recomiendo, si eres el que propusiste la reunión, deja que tu invitado pida de beber.

Lo más común es que se empiece con un agua, refresco, algo sencillo; y después pasen a tomarse una copa de vino o un trago de alguna otra bebida.

¡Es un trago! ¡No es necesario tomarte una botella entera!

Si quieres y estás de humor, al terminar la comida sigue la fiesta en otro sitio. Pero en ese instante evita tomar bebidas alcohólicas en exceso, es importante mantener una buena imagen, la cual no creo que se mantenga intacta con 10 cervezas encima o 7 caballitos de tequila dándote vueltas en la cabeza.

Otros tips que debes tomar en cuenta.

  • Si tu eres el que está buscando algo de tu contraparte, paga la cuenta; y cuando vayas a pagar evita hacerlo con ticket, cupones, tarjeta de regalos.
  • Evita pagar con una gran cantidad de monedas.
  • Fíjate en los detalles, si notas que la persona con la que estás comiendo observa mucho su reloj, es porque tiene otro compromiso; pide la cuenta de inmediato.
  • ¡Por favor me lo puedes poner para llevar!…¿Es en serio? Cuando salgas te compras unos tacos en la esquina, evita llevarte del restaurante comida en una bolsa.
  • Trata muy bien a los trabajadores del restaurante (sobretodo a los meseros), ya que ahí se puede ver como eres tú con las personas con las que trabajas. Ser un patán con aquellos que te prestan un servicio, significa que te falta mucho por aprender.

El dar a los demás una buena imagen de ti siempre será importante.

Y más en este mundo de los negocios.

La primera impresión es la que va a valer y no puedes comportarte en tu primera reunión de negocios, en un restaurante, como si fueras Pedro Picapiedra.

Elegancia, clase, categoría, sencillez, humildad y buenas costumbres, son las características que debes llevar en toda ocasión.

Ponte a pensar…¿Quién quiere trabajar con una persona grosera, falta de respeto, sin educación, sin principios y que se comporte en la mesa como un troglodita?

Es muy difícil llevarse bien con alguien así y más cuando sabes que vas a trabajar por años junto a esta persona.

Escoge un buen restaurante, que no sea de una comida exótica que sea incomible, que pongan animales vivos en tu plato o con sabores a los cuales no están acostumbrados; no es una comida de placer, es algo serio.

Si llevas a un socio a un restaurante de comida reserva con tiempo, haz sentir a gusto a tu invitado.

Nunca olvides Los pequeños detalles…estos hacen la diferencia.

Y harán que quedes muy bien ante tus invitados, haciendo que estos no duden en aceptar otra invitación de tu parte.

In Blog

Post a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

  • Hotel Ciros, Pachuca, Hidalgo

    Hotel Ciros le da la más cordial bienvenida a la ciudad de Pachuca, donde el encanto de su centro histórico, enmarcado por sus montañas, es el escenario perfecto para su estancia con nosotros.
  • Newsletter